ILUSTRE COLEGIO

de Criminólogos del Principado de Asturias

A patadas contra el maltrato en Lugo


apatadas

"Tenemos que aprender a protegernos porque está la cosa muy mal", dicen las participantes en el taller municipal de autodefensa".




"La vida no es 'happy', hay veces que nos puede tocar una agresión. Son como los accidentes de tráfico o como la lotería: Nunca creemos que nos vaya a pasar, pero a alguien le toca". El mensaje contundente es de Julio Muñiz, el monitor del curso de autodefensa para mujeres ofertado por el Ayuntamiento este mes de diciembre. Durante las cuatro sesiones, este criminólogo y experto en artes marciales residente en Lugo de Llanera enseñará a sus 40 alumnas -se agotaron todas las plazas ofertadas y hay una larga lista de espera- qué hacer ante situaciones de riesgo y cómo defenderse ante una posible agresión.


La protección y la prevención son los principales pilares en los que se basa el monitor para conseguir que sus alumnas, empujadas a esta formación "por la situación de indefensión que vive hoy día la mujer", puedan resolver con solvencia un acto violento en cualquier escenario.


"Os pueden coger del brazo, taparos la boca, tirar de la cabeza hacia abajo...", expone con crudeza Muñiz ante un asombrado auditorio. "No pongáis esas caras. Esto es la vida real", advierte. Y es que, según el experto, la mujer "es más vulnerable que el hombre en ciertas situaciones", como los atracos o las agresiones sexuales. "Lo que pretendemos es que conozcan los factores de prevención, para que puedan evitar verse envueltas en una situación desagradable, pero también que puedan repelerla", explica el criminólogo. "Incluso es indicado para casos en los que la persona convive con un maltratador. Que sepa evitar ciertos factores de riesgo y aprenda a huir de una casa si es necesario", detalla.


Durante las sesiones, las participantes aprenden técnicas para soltarse cuando alguien les tira de un brazo, o cuando les cogen por el cuello. "Sería muy bonito aprender a hacer katas, pero eso no es práctico para lo que aquí pretendemos", explica el profesor, quien también procura que las lecciones "transcurran en un ambiente distendido y divertido".


"Tenemos que aprender a defendernos porque está la cosa muy mal. Sabemos que estamos más en riesgo que los hombres en según qué situaciones. Sobre todo por la noche en algunas zonas, en los espacios muertos dentro de los edificios... Por eso es bueno conocer algunas técnicas de defensa", explica la lugonense María Luisa Rodríguez. Del mismo modo, Grethel Sánchez reconoce "no ser una persona miedosa", pero también decidió alistarse en el curso "para saber reaccionar ante riesgos". "No está de más aprender estar cosas, sobre todo hoy en día, que las chicas estamos más expuestas a estos riesgos", reconoce.


Además de técnicas de autodefensa, según explica Muñiz a su alumnado, existen otras prácticas que pueden ayudar a evitar una situación de conflicto. "El lenguaje corporal influye. No es lo mismo una persona que camina con aire decidido que otra que va encogida. Los agresores tienen eso en cuenta", avisa el experto.



Fuente: La Nueva España
Autor: A. De La Fuente