ILUSTRE COLEGIO

de Criminólogos del Principado de Asturias

Artículos

Jugando a Pistoleros

Últimamente estoy encontrando en la red infinidad de cursos y seminarios impartidos por personas donde empuñan un arma de fuego en posición “táctica” aunque se asemejan más a posturas de actores en Hollywood. Estos cursos están en su mayoría amparados bajo el escaparate de Federaciones y Asociaciones deportivas o culturales. Hasta ahora todo parece normal, pero en realidad estos seminarios, cursos e incluso me atrevería a incluir las clases periódicas, son según mi opinión, una verdadera ensalada de peligros potenciales que pueden afectar a nuestra seguridad.



Cartel obtenido al azar y ocultada información para no afectar a la entidad promotora ni su ponente, puede buscar en la red infinidad de videos e imágenes.
seminariopistola

En el cartel podemos observar como se publicita un seminario cuya imagen y contenido es de una persona portando un arma corta con la leyenda de entre otras: 8 horas de trabajo técnico, técnicas de combate, cuerpo a cuerpo contra situaciones de peligro en la calle, armas cortas trabajo en “estress”, que supongo se refiere a estrés. La asistencia y participación a esta mayoría de eventos puede ser tanto por miembros de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad, Personal Militar, de Seguridad Privada o simplemente Personal Civil, es decir, prácticamente cualquiera puede acceder a este tipo de eventos y aprender esos procedimientos, técnicas y tácticas, de las cuales entre ellas también se incluyen técnicas de estoque o apuñalamiento con cuchillos o machetes.


En todo ello encuentro dos cuestiones que considero de extrema gravedad para nuestra seguridad, la primera que cualquier persona podría tener acceso al uso y manejo de armas, prohibidas para el personal civil en su Artículo 4 del Real Decreto 137/1993, de 29 de enero, por el que se aprueba el Reglamento de Armas. Por un lado, incongruente enseñar tácticas y técnicas en el uso de armas cuando su tenencia esta prohibida, aunque seguramente después de la lectura de este artículo se escuden en la vaga excusa que enseñan para defenderse de ellas. No creo que estemos en el lejano oeste para estar esquivando balas a diario, y tampoco creo que en un curso de 8 horas me puedan enseñar a ello (véase artículo la falsa seguridad en los cursos de defensa personal femenina).


De igual modo, esas técnicas y tácticas expuestas a “todos los públicos” como si de una película de estreno se trate, todo parar pasar por taquilla, puede llegar a convertirse en un engendro de un plan inconsciente que puede alimentar a futuros delincuentes y agudizar su manera de delinquir.


La segunda cuestión, aún más grave, seria preguntarse ¿quien es la persona que esta detrás de estos cursos?. Si es una persona sin vinculación a la función pública tanto policial como militar, lo único que puede trasladar es una serie de técnicas y tácticas de su propia invención, hipótesis y metodología basada en su experiencia, la cual al no pertenecer o haber pertenecido a las Fuerzas Armadas, Seguridad Pública, Prisiones.. es prácticamente nula, o simplemente por conocimientos adquiridos en otros cursos de similar índole.


Pero si por el contrario, se tratase de un Funcionario de Policía, Fuerzas Armadas, Prisiones… estarían infringiendo sus respectivas normas de revelación de Secreto Profesional, aquellas que son conocidas por razón o con ocasión del desempeño de sus funciones, pero al margen de las responsabilidades legales podríamos estar alimentando a depredadores que pueden atentar y amenazar a nuestra Seguridad Nacional.


Sin ánimo de crítica generalizada, efectivamente también existen profesionales que fomentan este tipo de iniciativas formativas con objeto de una mayor preparación de sus miembros, independientemente de las unidades o cuerpos a los que pertenezcan, pero siempre dirigida a funcionarios o personal habilitado encargados de velar por nuestra seguridad.


La prevención del delito se encuentra también en las pequeñas cuestiones, las cuales, si no son abordadas en su fase temprana pueden proliferar a favor de la delincuencia.



Víctor Márquez
Criminólogo

La falsa seguridad en los cursos de defensa personal femenina



couple-2206294_640

La Violencia de Género es un fenómeno social criminal en el que el hombre atenta contra la integridad física y/o psíquica de la mujer y cuyo resultado tiene consecuencias fatales. El incremento de mujeres víctimas por agresiones físicas de hombres es alarmante, pero más preocupante es que existan personas que se aprovechen de este fenómeno para incrementar su patrimonio u ego, en su mayoría también hombres, con los llamados: "Cursos de autodefensa, defensa personal femenina, contra la violencia de género...." y un sin fin de titulares llamativos para dirigirse a este necesitado colectivo con el fin de ofrecer técnicas que ayuden a estas mujeres a defenderse de las agresiones.


Imagínese usted a Juan, el chico de 30 años de su barrio, al que conoce por su vinculación en la práctica de disciplinas de artes marciales, que imparte clases en su localidad de defensa personal, donde en las mismas realiza desarmes contra arma blanca con una facilidad que ni Steaven Seagal en sus mejores películas. Entre sus filas de alumnos con ignorancia supina, se crea un ambiente de sugestión que llegan a creer que su maestro es casi capaz de levitar al mas puro estilo de las películas chinas, y esta percepción es trasladada a una parte de la sociedad más cercana. Ahora Juan, es invencible en su barrio, y traslada al ayuntamiento su interés por organizar conjuntamente unas Jornadas Técnicas dirigidas al colectivo de mujeres víctimas de la violencia de género, donde poder enseñarles a defenderse de sus agresores. A la concejalía de turno le parece una excelente idea, y más viniendo de Juan, un experto artista marcial conocido en su localidad. Tras organizar estas jornadas abonadas a Juan directamente por el ayuntamiento, obtenidas mediante cuota por inscripción individual o simplemente como retribución indirecta publicitaria, Juan enseña a esas mujeres a defenderse contra el ataque con arma blanca, arma de fuego...


Ahora hagamos un pequeño inciso en la historia de Juan, y tomémonos un tiempo para resumir una parte de la real historia de Juan Carlos Aguilar (el monje Shaolin), conocido profesor de artes marciales, asesino confeso y condenado por el asesinato de dos mujeres. Puede buscar por la red la trayectoria marcial de este hombre, ha salido en innumerables reportajes, videos, revistas... todo un experto en artes marciales y el uso y defensa ante armas blancas. Pues bien, mientras estaba encarcelado en prisión tuvo que ser hospitalizado tras recibir una puñalada en el cuello en el desarrollo de una pelea con otro recluso. ¿Porque no aplico sus grandes conocimientos en artes marciales para defenderse de esa agresión?.


Volvamos a Juan, durante el desarrollo de las jornadas, Juan enseña con una facilidad asombrosa como se puede desarmar un cuchillo y explica varias técnicas a las mujeres asistentes por si en alguna vez se encuentran en una situación de riesgo saber defenderse. ¿Sabéis lo que hace Juan?, pues trasmitir una falsa seguridad a las mujeres.


¿Como una mujer en un curso de 4 horas es capaz de aprender a defenderse de un arma blanca?, ¿Es capaz una persona de aprender cirugía en un curso de 4 horas?. ¿Es capaz el profesor del curso tras 5 años o más de experiencia defenderse el mismo con esa facilidad ante una situación de riesgo por arma blanca?. No, No y No.


Cuando esa mujer se encuentre en una situación de riesgo e intente aplicar lo aprendido se encontrara con una falsa seguridad que tendrá un efecto devastador, primero en el estado mental y segundo en plano físico, el agresor se volverá más violento y el remedio amplificará la enfermedad.


No se deje embaucar por esos cursos, no haga caso a las leyendas urbanas, compruebe que se trata de un profesional cualificado tanto en su trayectoria académica como profesional, seguramente no le enseñara a defenderse ante un cuchillo pero si le proporcionara otras herramientas y consejos para que usted se pueda manejar mejor ante una situación no deseada.



Víctor Márquez
Criminólogo

Euskrim ¿Qué es la Criminología?


g91

La Criminología sigue siendo la gran oculta de las ciencias empíricas estudiadas en nuestro país. A menudo se sigue confundiendo Criminalística con Criminología. Igualmente siguen siendo pocas las administraciones que hacen uso de los Criminólogos, y creo personalmente que una de las causas se debe al gran desconocimiento que tiene la población sobre esta figura que se encarga de estudiar el delito, el delincuente, la víctima y el control social.

"No existe mayor especialista sobre el estudio del delito que el Criminólogo"



Irune González e Ixone Ondarre son dos criminólogos que tienen el mismo punto de vista, y para ello han emprendido un proyecto junto a un psicólogo, Borja Lobaco, sobre difundir la criminología. Para que exista demanda primero el público tiene que conocer aquello que ofrecemos y estos compañeros emprendedores lo hacen de una manera muy especial, a través de Talleres desde el Ayuntamiento de Vitoria, titulado : ¿Qué es la Criminología?

Teléfono contra el acoso escolar y contra los criminólogos


Captura de pantalla 2016-11-24 a las 14.08.36

El 1 de Noviembre entró en funcionamiento por parte del Ministerio de Educación Cultura y Deporte un teléfono de atención contra el acoso escolar, explican que las llamadas serán atendidas por Psicólogos, Trabajadores Sociales y Juristas donde estos prestarán la atención que el menor necesite, incluida la consulta y derivación del caso a las fuerzas y cuerpos de seguridad, la inspección educativa, centros de salud, ministerio fiscal y otras autoridades e instituciones competentes, siempre de forma voluntaria, y asegurando en todo momento el anonimato y la confidencialidad de las personas que llamen si así lo desean.


Pero parece, como suele ser orden del día últimamente, los criminólogos, somos una vez más excluidos de lugares donde somos extremadamente necesarios, donde nuestra ciencia empírica interdisciplinar cuya función principal es la prevención del delito, para lo cual, se encarga del estudio el delincuente, la víctima, el delito y el control social y su intervención, queda en la deriva suplantada por otros profesionales que seguramente pueden aportar en campos específicos, pero no en los generales.


Así las cosas, no solo queda en la exclusión de nuestra figura donde nuestra profesión nos exige estar, si no que los celos de profesionales en otros campos entran en conflicto con los intereses de los menores. ¿A que me refiero?, pues lo explico:


Como Criminólogo, ponente y profesional dedicado hace bastante tiempo a la ayuda altruista en el acoso escolar, he realizado una llamada al número de atención telefónica y tras identificarme como criminólogo, le he solicitado información del funcionamiento y protocolo de dicho servicio para poder ofrecer esa ayuda en las ponencias, charlas y demás extremos a las supuestas o posibles víctimas, pero el tono del interlocutor al oír mi especialidad ha cambiado radicalmente y me ha ofrecido una negativa a cualquier información, remitiéndome al Ministerio de Educación.


En la actualidad contamos con varios colegios de criminólogos, pero desconozco si alguno de ellos se ha puesto en contacto con el Ministerio de Educación para reclamar una participación en una parcela que nos compete y estar pendientes de muchas otras para que así dejemos de ser invisibles para el resto de la sociedad y ocupar aquellos destinos ocupados por usurpadores, ya que de lo contrario solo seremos relegados a las ponencias y cursos académicos, donde aquellos privilegiados también han asentado su estandarte y no dejan espacio para las nuevas generaciones, con lo cual, a sumar la lista del paro.



Víctor Márquez
Criminólogo

Un Criminólogo en el Tatami


rCSOwa2b

A lo largo de los años, las artes marciales y los deportes de contacto han tenido un gran auge en nuestro país. Según datos del CSD las artes marciales son practicadas mas veces al día que el futbol, situándose en cuarta posición de entre todas las modalidades deportivas. Por otra parte el rey sigue siendo el futbol por número de licencias. Más de 300.000 practicantes de artes marciales están federados por organizaciones acogidas a la ley del deporte, pero además existen casi un millar de Organizaciones de Artes Marciales, inscritas en el Registro Nacional de Asociaciones, con lo cual, nos podríamos hacer una idea de la gran cantidad de practicantes contemporáneos, siendo sin duda, una posible aproximación al número total de federados en futbol.

En cuanto a la práctica y objetivos a diferencia de otras modalidades deportivas, las artes marciales contienen un abanico muy amplio de practicantes comprendidos en edades desde 4 hasta más de 60 años y su práctica en su mayoría de disciplinas o estilos tienen una peculiaridad, la filosofía oriental, sin canones sobre términos religiosos o dogmáticos, basada exclusivamente en el respeto al ser humano.

Para los artistas marciales, este último elemento es algo esencial ya que juega una función prioritaria en cuanto a la conducta del ser y del comportamiento humano.

Dicho lo anterior, la actividad deportiva, en este caso, desde la perspectiva de las disciplinas marciales, tienen un elevado número de practicantes con edades claves para adquisición de valores educativos mediante la capacitación de mecanismos cognitivos y afectivos, que nos ayuden a convivir en igualdad y respeto con nuestra sociedad.

Pero por otra parte, la práctica deportiva en general, traslada una visión social de valores positivos como la humildad, buena educación, hábitos saludables…, cuando la realidad es que nos dejamos llevar por un sesgo cognitivo llamado "EFECTO HALO". Esto quiere decir que si asociamos una persona a la práctica deportiva la relacionamos directamente con valores positivos y esto último no es totalmente cierto. Un deportista puede doparse, consumir drogas, tener conductas antisociales……

Por ello, en el entorno mas cercano al deportista, el entrenador, adquiere un papel fundamental ya que en función de su metodología el deportista no solo adquirirá una serie de habilidades físico–tácticas si no que además podría obtener habilidades socio-educativas.

La formación en materia de prevención de la violencia y conductas antisociales de los entrenadores procede en su mayoría del aprendizaje y experiencia personal adquirida durante el tiempo transcurrido como alumno y docente de su actividad deportiva.

En este aspecto, el Criminólogo juega un papel importante en la formación deportiva, ya que puede complementar la formación de los entrenadores con una formación criminológica.

Como Criminólogo, practicante, entrenador deportivo y de artes marciales, acompañado de otros colaboradores en Educación, he llevado a la práctica esta formación a través de mi proyecto: “Criminología y Deporte”. Debido a esta relación criminólogo-entrenador-maestro hemos creado un entorno de adiestramiento basado en el aprendizaje significativo obteniendo así muy buenos resultados a corto plazo.

En resumen, la educación es la mejor herramienta para luchar contra cualquier tipo de violencia y conductas antisociales, es por ello, que la edad es un factor importante para la adquisición de valores y conductas. Disponemos de importantes medios a nuestro alcance los cuales estamos ignorando y no dotamos de los recursos necesarios para que estos sean de utilidad social. No dejemos a la deriva ese gran medio que es: “Criminología y Deporte”.

Autor:
Víctor Márquez
Criminólogo

Bullying, un fenómeno social discriminado


screenshot_81

Un grupo de expertos de la Universidad Pontificia Comillas afirman que más del 70 por ciento de los escolares de 15 años ha sufrido acoso escolar o bullyng por ello han instado a los responsables de los centros escolares a reconocer que existe el problema y actuar inmediatamente.

La Inspectora Jefe de la Policía Nacional y Delegada Provincial de Participación Ciudadana de Madrid, Esther Arén ha diferenciado entre conflictos entre menores y delitos (bullyng) inclusive la posibilidad de que el profesor pueda ser considerado cooperador o cómplice en los casos de lesiones o suicidios.

En ocasiones los familiares que manifiestan a los profesores situaciones de acoso escolar donde existe una agresión física o psicológica hacia la víctima menor, reciben una inconsciente respuesta como :” Son cosas de niños, ellos juegan así..”.

La violencia y el acoso se han incrementado en las escuelas, el suicidio hace tan solo unos meses de un menor en Madrid de tan solo 11 años de edad a causa del acoso escolar que sufría y que manifestó en una carta que escribió antes de suicidarse, al parecer no es suficiente para una actuación inminente. Es responsabilidad de la comunidad educativa y gobierno el establecer un plan de acción inmediato para erradicar el acoso escolar. Podemos utilizar la justicia para denunciar los delitos, pero podemos educar y actuar desde las escuelas a prevenir la delincuencia, sobre todo cuando esta se produce desde el ámbito escolar.

En España no existen estadísticas oficiales por parte del estado, aún siendo un fenómeno social de naturaleza grave. Según UNICEF en España aproximadamente un 11% de niños entre 11 y 18 años declaran haber sido víctimas de violencia escolar. Según los datos del Instituto Nacional de Estadísticas la población de niños españoles con edades comprendidas desde los 11 a los 18 años componen un número total de 3.601.000 personas aproximadamente. Todo esto resulta en una escandalosa cifra de 396.010 niños en España víctimas de violencia escolar. Solo en España se registraron según la página del Consejo General del Poder Judicial 129.193 denuncias por Violencia de Género. Si comparamos ambas cifras, Acoso Escolar vs Violencia de Género el resultado es más que obvio. Partiendo de la base que la educación en España es obligatoria hasta los 16 años de edad, el Bullying es un engendro negativo de conductas antisociales que derivan en futuras conductas influyentes en otros fenómenos sociales de carácter grave, como la Violencia de Género o los delitos de odio. La prevención del acoso y violencia escolar, así como la elaboración de normas y leyes que conciban crear una educación en el entorno escolar de conciencia y valores sociales, fuera de conductas incívicas y tentativas por razón de origen étnico, sexual, de género, religioso, discapacidad, creencias… seria una herramienta muy eficaz que atenuaría muchos de los fenómenos delincuenciales actuales. Parafraseando a varios como Séneca: “Cuando se está en medio de las adversidades, ya es tarde para ser cauto”, Goethe: “Podrían engendrarse hijos educados si lo estuvieran los padres” y Karl A. Menninger: “Lo que el maestro es, es más importante que lo que enseña”, llego a la conclusión que sin conexión de estado, padres y maestros no conseguiremos reducir este fenómeno escolar, pero ante impasividad en las obligaciones de los actores, se encuentra la responsabilidad y jerarquía de estado que tiene que imponerse para elaborar las leyes y normas que constituyan un bien general social.

Finlandia es hoy uno de los países referentes europeos por su excelente nivel educativo, siendo el segundo puesto en la tabla desde que la OCDE comenzó en el año 2000 a elaborar su informe PISA. Pero como en todos los lugares del mundo, la delincuencia sigue siendo un mal mayor, y también han tenido un elevado número de víctimas por acoso escolar y ciberbullyng. Pero como país referente y que prima sus esfuerzos en la calidad educativa ha creado un proyecto denominado KiVa, surgido del compromiso de la comunidad educativa y gobierno, implantado actualmente en más del 90% de los centros escolares donde han logrado que desaparezcan los casos de acoso escolar en un 79% entre los estudiantes de 7 y 15 años.

La educación es la mejor herramienta de prevención, si no hacemos uso de ella los agresores serán reemplazados por otros y estaremos en un proceso cíclico interminable. En España la mayoría de estudiantes pasan diariamente un gran número de horas en las aulas por ello es obligación del estado, padres y comunidad educativa formar, prevenir y actuar sin dilaciones, contra el acoso escolar.


Víctor Márquez
Criminólogo

El mata león: técnica marcial con consecuencias fatales

mataleonportada


La técnica del “Mata León”, también conocida en su término anglosajón “Rear Naked Choke”, o su homóloga nipona “Hadaka-jime”*, usada mayormente en sistemas de artes marciales y modalidades deportivas como el Grappling, Artes Marciales Mixtas, Brazilian Jiu Jitsu o Judo, es una técnica efectiva que tiene como principal objetivo la sumisión del oponente. Su función consiste en realizar una estrangulación sanguínea o aérea (respiratoria) al cuello del oponente. El efecto más común producido es una sensación de perdida de conciencia (total o parcial), ya que la presión producida a la arteria carótida produce una disminución del flujo sanguíneo al cerebro. Así mismo es menos utilizada la estrangulación en su vertiente aérea, debido a que requiere mucha más presión y fuerza por parte del ejecutante y, por ende, pudiendo causar daños directos en la tráquea durante el entrenamiento o competición al compañero.

Esta misma técnica es incluida en otros sistemas de Defensa Personal, sin desdeñar la existencia de numerosos videos en la red mostrando como ejecutarla correctamente, aunque sin advertir sobre las posibles consecuencias traumáticas derivadas del uso erróneo, irresponsable y/o indiscriminado de la misma.

En estos últimos años, portavoces del Cuerpo Nacional de Policía han comunicado el habitual uso de esta técnica por delincuentes para dejar a la victima inconsciente e indefensa y evitar ser identificados.

Pero, ¿es una técnica inocua?; la arteria carótida lleva la sangre necesaria al cerebro desde el corazón, el bloqueo de la misma reduce el flujo sanguíneo con lo cual el cerebro no recibe suficiente oxígeno, lo que conlleva el riesgo de causar un accidente cerebrovascular. El susodicho riesgo aumenta cuando el sujeto tiene afectada esta arteria por material graso o “placa”, o padece alguna enfermedad cardiocirculatoria o cerebrovascular, de lo cual el sujeto no tendría conocimiento previo salvo que hubiese tenido antecedentes, o la patología haya sido diagnosticada mediante pruebas tales como ultrasonidos, angiografías, arteriografías etc… El accidente cerebrovascular es la tercera causa de muerte en los Estados Unidos, lo cual es algo a tener muy en cuenta al valorar la práctica de esta técnica.

Por todo esto podemos inferir que de ningún modo el “Mata León” es una técnica inocua y, dependiendo del entorno y objetivo de su aplicación, su praxis puede conllevar una mayor o menor gravedad para el sujeto que la recibe.

El entorno con menor gravedad y más controlado sería el deportivo, siempre dependiente de dos factores fundamentales: el primero sería la aplicación de la técnica por un profesional experimentado y titulado o, en su defecto, por practicantes siempre que estén debidamente supervisados, el segundo factor sería la salud del oponente o compañero, la cual debería ser validada por un médico antes de verse sometido a la práctica deportiva que conlleve la posible aplicación de esta técnica o similares.
La aplicación del “Mata León” ejecutada por civiles como medio de defensa personal, o por personal de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad, tiene un nivel mayor de riesgo. En lo que respecta a la población civil, debería restringirse la aplicación de esta técnica únicamente a casos de extrema necesidad (violación, secuestro, atentado contra la vida) y, sobre los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad, la condición “sine qua non” debería ser la realización por personal experimentado y titulado, anteponiendo cualquier otro medio de defensa menos traumático, dependiendo de la gravedad de la intervención policial y siempre ateniéndose a la proporcionalidad, ya que la aplicación incorrecta de la técnica o el desconocimiento del estado de salud del sujeto, puede tener como resultado daños cardiovasculares, cerebrovasculares e incluso la muerte.

El mayor riesgo de la ejecución de esta técnica se produce cuando es ejercida por delincuentes, cuyo fin es el objetivo (robo, intimidación, secuestro, violación..) sin importar el estado de salud o la integridad física de la víctima. Dada la importancia y relevancia que tiene el uso de esta técnica por estos delincuentes cuyos resultados pueden ser fatales y causar la muerte, en mi opinión, a efectos jurídicos, el uso de esta técnica debería de calificarse como uso de instrumento o medio peligroso, ya que su aplicación hacia la víctima pone en riesgo su integridad física de forma directa e inmediata, pudiendo ser de aplicación el art. 148.1 del Código Penal.

El profesor de Jiu Jitsu Brasileño, Fernando Yamasaki, ha actuado como perito en varios juicios en Estados Unidos. Uno de ellos fue el asesinato por parte de un Judoka hacia un cónyuge con la técnica “Mata León” para intentar confundir al forense de la causa del fallecimiento de la víctima. Actualmente el profesor Yamasaki se encuentra en un caso de homicidio causado por un policía que utilizó una técnica de estrangulación sin control ante un arresto.

El profesor Yamasaki es miembro honorifico en España de la Asociación Profesional de Peritos Judiciales en Uso de la Fuerza, Proporcionalidad y Legítima Defensa, cuyos fines entre otros se encuentra la cooperación con los Organismos Judiciales y Administrativos y demás organizaciones, entidades o particulares que puedan precisar de sus servicios en cuanto a nuestra especialidad pericial.

* Hadaka Jime es una técnica utilizada en Judo de la cual se piensa procede la variante Mata León. En Hadaka Jime la presión es ejercida a la tráquea del sujeto. Hadaka Jime es comúnmente confundida con la técnica de Mata León, quizás ello se debe a que cuando es iniciada y aplicada la técnica de mata león incorrectamente o desde distinto ángulo, el sujeto puede defenderse de la misma y en el transcurso de esa lucha, el atacante puede acabar forzado a variar su posición y ejerciendo Hadaka Jime, aunque la discrepancia entre profesionales también dejan de manifiesto que se trata de una variante al mata león clásico excluyendo así a la técnica Hadaka Jime.


Autor: Víctor Márquez
Publicado en la revista del CNP