ILUSTRE COLEGIO

de Criminólogos del Principado de Asturias

Teléfono contra el acoso escolar y contra los criminólogos


Captura de pantalla 2016-11-24 a las 14.08.36

El 1 de Noviembre entró en funcionamiento por parte del Ministerio de Educación Cultura y Deporte un teléfono de atención contra el acoso escolar, explican que las llamadas serán atendidas por Psicólogos, Trabajadores Sociales y Juristas donde estos prestarán la atención que el menor necesite, incluida la consulta y derivación del caso a las fuerzas y cuerpos de seguridad, la inspección educativa, centros de salud, ministerio fiscal y otras autoridades e instituciones competentes, siempre de forma voluntaria, y asegurando en todo momento el anonimato y la confidencialidad de las personas que llamen si así lo desean.


Pero parece, como suele ser orden del día últimamente, los criminólogos, somos una vez más excluidos de lugares donde somos extremadamente necesarios, donde nuestra ciencia empírica interdisciplinar cuya función principal es la prevención del delito, para lo cual, se encarga del estudio el delincuente, la víctima, el delito y el control social y su intervención, queda en la deriva suplantada por otros profesionales que seguramente pueden aportar en campos específicos, pero no en los generales.


Así las cosas, no solo queda en la exclusión de nuestra figura donde nuestra profesión nos exige estar, si no que los celos de profesionales en otros campos entran en conflicto con los intereses de los menores. ¿A que me refiero?, pues lo explico:


Como Criminólogo, ponente y profesional dedicado hace bastante tiempo a la ayuda altruista en el acoso escolar, he realizado una llamada al número de atención telefónica y tras identificarme como criminólogo, le he solicitado información del funcionamiento y protocolo de dicho servicio para poder ofrecer esa ayuda en las ponencias, charlas y demás extremos a las supuestas o posibles víctimas, pero el tono del interlocutor al oír mi especialidad ha cambiado radicalmente y me ha ofrecido una negativa a cualquier información, remitiéndome al Ministerio de Educación.


En la actualidad contamos con varios colegios de criminólogos, pero desconozco si alguno de ellos se ha puesto en contacto con el Ministerio de Educación para reclamar una participación en una parcela que nos compete y estar pendientes de muchas otras para que así dejemos de ser invisibles para el resto de la sociedad y ocupar aquellos destinos ocupados por usurpadores, ya que de lo contrario solo seremos relegados a las ponencias y cursos académicos, donde aquellos privilegiados también han asentado su estandarte y no dejan espacio para las nuevas generaciones, con lo cual, a sumar la lista del paro.